VIAJES A LUGARES DE PODER, SAGRADOS Y MÁGICOS

VIAJES A LUGARES DE PODER, SAGRADOS Y MÁGICOS
VIAJES A LUGARES DE PODER, SAGRADOS Y MÁGICOS. Conecta con la Naturaleza. Siente el poder de la Madre Tierra. Redescubre tus orígenes y tu esencia.

martes, 3 de noviembre de 2015

Irlanda - 2016

Os presentamos un nuevo destino Axis Mundi. Irlanda.
Fechas: del 25 al 29 de junio de 2016
Solicita toda la información práctica en axismundi.info@gmail.com
El periodo de reservas ya está abierto.
Un abrazo!!!




Pocos lugares de la Vieja Europa están tan cuajados de lugares de poder, mitos y leyendas como la isla de Irlanda, el País Celta por excelencia. Una mágica tierra donde andaremos entre enigmáticas construcciones megalíticas, santuarios druídicos, antiguos dioses, hadas, santos y monasterios medievales.
Irlanda ha sido la única tierra céltica que no sufrió la conquista o sometimiento de las legiones romanas ni de los pueblos germánicos. No fue invadida jamás por otro pueblo o cultura hasta bien entrada la edad media y aún así, siempre fue fiel a sus raíces. Las antiguas leyendas celtas irlandesas nos hablan de un misterioso pueblo de dioses que arribaron a la isla anteriormente a ellos. Son los Tuatha de Danann o Hijos de la Diosa Danu. Ellos trajeron la sabiduría druídica y construyeron con su magia los monumentos megalíticos: Círculos de piedra, menhires y túmulos. Antiguas colinas sacras, santuarios paganos donde durante milenios se encendieron los fuegos sagrados y donde los celtas rendían culto a los antiguos dioses de la tribu de Danaan.
Pero la espiritualidad de Irlanda no es sólo eso. Lo que no consiguieron romanos y germanos lo lograrían las "invasiones" religiosas de San Patricio y Santa Brígida. Eire sufre así su primer Gran Cambio cultural desde su colonización celta. Pero si bien es cierto que el cristianismo marcó el inicio del fin del druidismo, no es menos cierto que esto supuso el nacimiento de un cristianismo muy especial, el “Cristianismo Celta”, con su carácter propio, una extraña mezcla del mensaje cristiano y el saber druídico. Un cristianismo profundamente espiritual, totalmente independiente de Roma y con monasterios con reglas monásticas propias. Los monasterios irlandeses como centros de espiritualidad e intelectualidad proporcionaron al resto de una Europa oscura, arrasada e inculta la única Luz de la época y la influencia de la cultura celta, de sus leyendas, sus mitos, sus leyes, sus celebraciones e incluso de sus viejos Dioses que hasta entonces estaban bajo tradición oral y bajo condena de desaparición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario